Sistemas inteligentes y sus sociedades Walter Fritz

La ética de los seres humanos

 

Ahora que ya sabemos lo que son un objetivo ético y una acción ética en un SI artificial ver: La ética del SI artificial (Para leer de corrido, no entre aquí ahora)., observemos a los seres humanos. ¿Cuáles son las partes que son idénticas a las de lo tratado anteriormente y cuáles son las que deben ser cambiadas? Ambas definiciones, la del objetivo ético y la de la acción ética, también son válidas para los seres humanos. Las razones para las definiciones dadas y su utilidad parecen ser las mismas, independientemente si se trata de SI's artificiales o naturales.

El SI artificial no puede conocer lo "bueno" como algo eterno y absoluto. También el ser humano adquiere sus conceptos sobre "bueno" y "malo" solamente a partir de experiencias concretas. Estas experiencias incluyen las enseñanzas recibidas de otros. Pero, como hemos visto en el capítulo sobre los Sistemas inteligentes (Para leer de corrido, no entre aquí ahora)., en última instancia todos basan sus conceptos en la experiencia de los sentidos. Lo mismo que el SI artificial, los seres humanos no necesitan ninguna ciencia de la ética, si viven aislados de todo otro SI, incluyendo a los animales. En este caso el entorno no reacciona ante sus acciones. Pero casi todos los seres humanos viven en contacto con otros SI's y casi todos pertenecen a una sociedad. Ahí sí se precisa una ciencia de la ética. En el capítulo sobre Sociedades (Para leer de corrido, no entre aquí ahora)., hemos visto cuán importante esto es para un SI. Por ello es que uno de los objetivos más importantes de un SI debería ser el de proteger a su propia sociedad y tratar de que funcione bien. Este es un objetivo que ayuda a alcanzar el objetivo principal, por ende es un objetivo ético.

Es interesante observar qué es lo que hacen las personas, cuando al revisar una acción propuesta, se dan cuenta, que esa acción es en general ventajosa, pero que presenta una desventaja para un determinado SI. Por supuesto que la persona puede elegir un subobjetivo diferente para alcanzar el mismo objetivo de nivel superior. Pero muchas veces observamos cómo la persona le habla a otra persona afectada: le muestra que la acción en realidad le es ventajosa (cambiando los subobjetivos de la persona afectada) u ofreciendo su amistad, su ayuda o bienes en el futuro (compensando las desventajas con ventajas). Es el caso de una madre que le dice a su hijo: "Si haces esto, te daré una golosina cuando lleguemos a casa".

¿Se podrán calcular las reacciones a una acción propuesta? Normalmente se conocen los objetivos de los seres humanos; su importancia se da de acuerdo a la edad, al sexo, trabajo, entorno u otras características. Un cálculo como ése es bastante engorroso y probablemente solo sea necesario para decisiones importantes, como las de una empresa de negocios o de un gobierno. Para las acciones diarias de una persona, debería alcanzar una estimación, basada en la experiencia.

Hasta aquí, todo lo que hemos dicho sobre la ética de un SI artificial es también válido para los seres humanos. Pero hay una diferencia. Los seres humanos son además seres emocionales, pero los SI's artificiales muchas veces no lo son. Como hemos visto en Emociones y energía (Para leer de corrido, no entre aquí ahora)., las emociones son las que indican cuán lejos hemos llegado ya en el alcance de un objetivo. De manera que si esas emociones son el resultado de hechos y no de creencias infundadas, entonces el accionar acorde a las emociones debería resultar en una acción ética. "Hechos" aquí significa que las emociones son el resultado de haber usado reglas de actuación derivadas de experiencias personales y no de emociones basadas en experiencias de segunda mano, es decir, de aquéllas que nos fueron comunicadas por otras personas.

 

Para leer de corrido, como un libro - continua aquí
Saltar al Contenido del libro electrónico / a La ética como ciencia / al Inicio de esta página.


Ultimo cambio: 7 Mar. 06 / Walter Fritz
Copyright © New Horizons Press