Sistemas inteligentes y sus sociedades Walter Fritz

Los objetivos de los seres humanos

 

Darwin ha presentado en detalle los mecanismos de la evolución de las especies. Aquí va un sumario muy breve de ello:

Algunos de los individuos de una especie, con objetivos, propiedades o costumbres que no contribuyen a su supervivencia, morirán en algún momento difícil. Esto pasa, porque aplican parte de sus energías a otros objetivos, energías que son sumamente necesarias para su supervivencia. O porque tienen propiedades o costumbres que hacen que su supervivencia sea más difícil.

Como muchos de estos individuos mueren antes de finalizar su período reproductivo, en el futuro la especie contará con una cantidad menor de individuos de ese tipo. Por el otro lado, los individuos más capaces para sobrevivir, tendrán en promedio más descendientes y por eso un porcentaje mayor de la especie estará formado por ellos. Por ello la especie en sí está más apta para sobrevivir.

¿Es también verdad para los seres humanos, que su objetivo principal es la supervivencia de la especie? Es cierto que el ser humano promedio no es consciente de tal objetivo. Pero cuando observamos a los seres humanos, podemos observar en ellos los siguientes objetivos de segundo nivel; todos ellos parecen contribuir a poder alcanzar el objetivo principal: la supervivencia de la especie. Queremos:

Para hacer todo lo enunciado, hasta elegimos objetivos de niveles inferiores. Veamos algunos ejemplos: Vemos que todos los objetivos que podemos observar en los seres humanos apuntan hacia una supervivencia como objetivo humano principal, aunque sea inconsciente. Alcanzar estos objetivos menores nos ayuda a alcanzar nuestro objetivo principal. Es decir, existe una pirámide de objetivos, donde los objetivos de niveles inferiores actúan como guías para obtener los objetivos más elevados y, finalmente, el objetivo principal.

Parece ser que los objetivos que podemos observar en una persona sana o persona promedio son casi siempre aquéllos que de alguna manera ayudan a la supervivencia del individuo. Una especie necesita tener individuos que sobreviven para poder sobrevivir ella misma. Así es que los objetivos temporarios que una persona elige, son los necesarios para alcanzar el objetivo principal, la supervivencia de la especie.

Hace unos cien años atrás, la relación entre sub-objetivos y supervivencia era obvia. Una persona trabajaba durante todas las horas del día en las que estaba despierta, solamente para sobrevivir. Hoy en día ya no es necesario trabajar tanto para nuestra supervivencia y tenemos mucho tiempo libre. En principio podemos elegir cualquier objetivo durante este tiempo libre. Pero seguimos observando que la mayoría de los objetivos elegidos están conectados de alguna forma con la supervivencia.

Generalmente obtenemos la mayoría de nuestros objetivos en forma relativamente fácil. Pero aún así, siempre existen algunos objetivos que momentáneamente no hemos alcanzado. Es interesante observar que la atención de un individuo siempre está centrada en ese objetivo que no pudo alcanzar: se olvida de todos los otros objetivos.
A lo mejor, en un futuro lejano no todos los objetivos humanos estén basados en la supervivencia. En ese caso, podría ser que esto lleve a la extinción de la especie humana.

 

Para leer de corrido, como un libro - continua aquí
Saltar al Contenido del libro electrónico / Personas como sistemas inteligentes / al Inicio de esta página.


Ultimo cambio: 11 Mayo 2013 / Walter Fritz
Copyright © New Horizons Press