Sistemas inteligentes y sus sociedades Walter Fritz

Reglas de actuación

 

Las reglas de actuación constituyen probablemente la parte más importante de un SI. Son el conocimiento que le permite a un SI responder a un estímulo, y poder actuar de una determinada manera en una determinada situación.

En biología se define una regla de actuación como un "mecanismo estímulo-respuesta". Es una relación que conecta a un estímulo con la correspondiente respuesta. En los sistemas expertos o en las bases de conocimiento, las reglas de actuación se denominan frecuentemente: producciones. En este caso están formadas por una parte que indica dónde y cuándo es aplicable dicha regla de actuación, y otra parte correspondiente que contiene la respuesta que la computadora debería dar en ese caso. Vemos, pues, que las reglas de actuación se utilizan tanto en los SIs biológicos como en los artificiales.
Para leer un comentario sobre si pensamos con palabras o no, vea; ¿Pensamos con palabras? (Entre para leer de corrido, como un libro).

Durante su existencia, un SI continuamente realiza experiencias : Se encuentra en una situación determinada y actúa. Para que un SI tenga una chance de actuar mejor en el futuro, almacena estos conjuntos experimentadas de situación y respuesta en una estructura denominada regla de actuación, guardándolos junto los resultados que ha observado en sus respuestas. Éstas son las reglas de actuación concretas.

Los "resultados de la acción" de los SIs naturales son las emociones que se sienten como resultado de la respuesta. Son el resultado de comunicaciones recibidas por el cerebro de algunos receptores del cuerpo, y consisten de mensajes, como ser: dolor, hambre, cansancio, o la ausencia de todos estos. En los SIs artificiales, en cambio, las "emociones", que el cerebro recibe, pueden venir de dos fuentes. Pueden ser las señales de una persona que observa las respuestas del SI, o pueden ser señales calculadas a partir de la suma de variables corporales, como ser: falta de energía (combustible), el impacto de tropezar con un objeto, hasta puede tratarse de la percepción de un mal funcionamiento.
Los SIs, ya sean humanos, animales o artificiales, aprenden no solamente de sus propias experiencias, sino también de observar y copiar la acción de otros.

En los SIs artificiales, las reglas de actuación consisten principalmente en una situación formulada y en una respuesta. A parte de estas dos, muchas veces existen además aspectos complementarios. Por ejemplo: el momento en el que el SI utilizó la regla de actuación por última vez; el placer o el dolor que resultaron al aplicar la regla de actuación; el valor positivo o negativo de los conceptos al formular la situación.

Los instintos constituyen un tema específico de las reglas de actuación y están presentes al comienzo de la existencia del SI. En los humanos, ya están al nacer e incluyen acciones como agarrar y chupar, éstos son respuestas que el bebé necesita para sobrevivir, por lo menos en cierto período de la evolución. En los SIs artificiales, la curiosidad y otras reglas generales de actuación, son a veces consideradas como beneficiosas y se las incorpora a la programación original del sistema.

 

Para leer de corrido, como un libro - continua aquí
Saltar al Contenido del libro electrónico / a Filosofía científica / Sistemas inteligentes /
Detalles del SI / al Inicio de esta página.


Ultimo cambio: 7 Mar. 06 / Walter Fritz
Copyright © New Horizons Press