Sistemas inteligentes y sus sociedades Walter Fritz

¿Qué es inteligencia?

 

¿Qué es esta "inteligencia" que un sistema puede tener? Analicemos este concepto paso por paso.

 

Actuar sobre el entorno
Los objetos del "mundo mineral", como por ejemplo las piedras y el agua, no actúan por propia iniciativa en su entorno. Cuando se mueven, es porque elementos de su entorno han ejercido fuerzas sobre ellos. Pero hay algunas excepciones .Hay mecanismos construidos por el hombre que sí actúan por sí solos. Un refrigerador actúa para mantener una temperatura constante. El piloto automático de un avión guía al avión para mantener la altura, el curso y otras variables. En ambos casos son los seres humanos los que han incluido objetivos y estos sistemas actúan de acuerdo a ellos (pero no aprenden).

Las plantas también actúan en ciertas situaciones y estos movimientos las benefician. Tallo y ramas de una planta se dirigen hacia la fuente de luz y las raíces crecen hacia la humedad. Podemos decir, que las plantas tienen objetivos innatos y que se mueven para alcanzar dichos objetivos. Pero estas posibilidades de reaccionar ya están en las plantas al comienzo de su vida (esto corresponde a las reacciones instintivas de los animales). La planta no aprende; no agrega ninguna capacidad adicional (ninguna reacción) que se base en sus experiencias.

 

La capacidad de aprender
Los animales tienen reacciones instintivas ante ciertas situaciones, pero existe también algo más: muchos animales pueden aprender. Quiere decir que, ante una situación dada, prueban distintas acciones. Luego se dan cuenta del efecto. Si la acción resultó beneficiosa, si acercó al animal a su objetivo, su cerebro archiva la experiencia. Y lo hace de la siguiente manera: archiva la situación, la acción y el beneficio que le trajo; de manera de poder repetir esta acción en una situación similar futura (este "beneficio" se refiere generalmente a la "supervivencia" o para no sufrir heridas o dolor). En los animales, incluyendo al hombre, este "beneficio" está relacionado a veces con un sentimiento de placer, un sentimiento que el cerebro recibe del cuerpo.

En el ser humano adulto, además de los placeres del cuerpo, existen "placeres" o "satisfacciones" generados en el cerebro. Sentimos placer cuando logramos resolver un rompecabezas difícil, cuando cumplimos exitosamente con una tarea difícil. Sentimos placer cuando alcanzamos un objetivo (impuesto por nosotros mismos). Como ya lo demostró Pavlov, el placer puede estar unido a cualquier cosa (estructuras o transformaciones) por medio de una "respuesta" condicionada, por medio de una acción. Muchas personas sienten placer al enterarse que la cena está lista, aún antes de poder comer de la misma.

 

¿La velocidad de aprendizaje sirve para medir la inteligencia?
Los seres humanos aprenden mejor que los animales. Son mejores para extraer de una situación aquellos elementos que son necesarios para que una acción sea aplicable. Y también entre los humanos hay una apreciable diferencia en esta habilidad para aprender. El ser humano aprende más rápido a los 20 años que a los 60. Algunos tienen problemas mentales y sólo pueden aprender muy lentamente y solamente las relaciones más simples. También hay diferencia entre los humanos en cuanto a las habilidades mentales llamadas "normales".

Vemos que la habilidad para aprender está dentro de un amplio rango, desde algunos animales bastante estúpidos hasta algunos seres humanos muy brillantes.

Algunos dicen de un niño mentalmente despierto, que sabe poco, pero que aprende rápido, que es un niño "inteligente". Pero la capacidad de reaccionar adecuadamente a una situación, no depende solamente de la velocidad de aprender. Un ser humano acumula experiencias durante su existencia. Parece obvio que una persona puede reaccionar mejor una vez que haya acumulado una gran cantidad de conocimientos. Sabrá cuál es la acción que debe realizar para transformar una situación dada en una que le guste más. Si la persona aprende lentamente, es muy probable que necesite más tiempo para alcanzar la cantidad de conocimiento requerida. Pero una vez que lo ha aprendido, su reacción ante una situación será similar. Algunos dicen que una persona con una experiencia así, es una persona inteligente.

Vemos que el concepto de "inteligencia" varía, que la cantidad de esta "inteligencia" varía, pero siempre podemos relacionarla con la habilidad de aprender y realizar acciones adecuadas ante una situación dada. Tal como dice un biólogo de la escuela del behaviorismo (behaviorist school): "La esencia de la inteligencia radica en la respuesta adecuada a un estímulo". Pero recordemos que la palabra "adecuada" está relacionada a los objetivos del ser individual.

 

Los objetivos son subjetivos e individuales
Los objetivos varían según las culturas y según los individuos. Estando en África, mi amigo Charles François invitó a un hindú a cenar. Sabiendo que el invitado era un vegetariano estricto, le dió instrucciones a su esposa a no servir nada de carne. La cena transcurrió amenamente hasta que el hindú observó en voz alta que la sopa tenía un gusto muy rico. La esposa contestó: "Por supuesto, la cociné con un buen hueso". "¡Un hueso!" exclamó el pobre hindú, corrió al baño y vomitó toda la comida. Es obvio, que los objetivos, con sus hábitos y valores aprendidos, pueden variar ampliamente de una persona a otra. Esto hace que una persona responda de una manera distinta que otra persona a una determinada situación.

 

¿Medir el nivel de inteligencia?
Decimos que un sistema tiene mayor inteligencia que otro, cuando puede realizar una respuesta mejor a un estímulo. Pero esto es extremadamente difícil de determinar, o por lo menos es muy subjetivo, ya que, como hemos visto, cada sistema tiene sus propios objetivos. Por eso debemos calificar la palabra "mejor", como algo "más útil para alcanzar sus propios objetivos".

A pesar de este cambio, es obvio que aún existe un amplio rango en la gran escala general de "inteligencia", o en "la capacidad de selección y realización de acciones adecuadas". Si, por ejemplo, comparamos la inteligencia total de un insecto con la de un ser humano, vemos que el insecto se encuentra severamente restringido en cuanto a su habilidad en generar y realizar respuestas que le ayuden a alcanzar sus objetivos.

 

Nuestra definición de inteligencia
Decidimos definir "inteligencia" como una medida, una vara, que indica cuán fácil logra el sistema sus objetivos. Bajo las mismas condiciones, un sistema con una inteligencia mayor es el que alcanza sus objetivos más seguido (otra manera de definir y medir la inteligencia podría ser la de comparar la velocidad relativa de alcanzar sus objetivos bajo las mismas condiciones).

Otras personas tienen diferentes conceptos de inteligencia
Algunos dicen que "inteligencia" es algo que sólo pueden tener los sistemas biológicos, independientemente de cuán bien actúen los sistemas electrónicos. Otros opinan que "inteligencia" es algo inmaterial; si un sistema material realiza las mismas acciones que un sistema "inmaterial" inteligente, aún sigue siendo no inteligente. En este libro electrónico no nos referimos a estos otros conceptos de "inteligencia", sino solamente al concepto definido por nosotros.

 

Para leer de corrido, como un libro - continua aquí
Contenido del libro electrónico / a Sistemas inteligentes / al Inicio de esta página.


Ultimo cambio: 2 Mayo 2013 / Walter Fritz
Copyright © New Horizons Press